Ya es primavera



Muchas plantas tienen tubos diminutos en el tallo y en las hojas por donde circulan las sustancias nutritivas. Aprovecha esta sencilla actividad para enseñar al niño el concepto de sistema vascular y para alegrar la casa el 21 de marzo, por ejemplo.

INSTRUCCIONES

Cuéntale al niño que vas a adornar la casa con flores para celebrar la llegada de la primavera. Llena los recipientes de agua y añade un par de gotas de colorante. Pregúntale si se le ocurre cómo teñir los claveles de rojo y azul con el colorante. Si te dice que metiéndolos dentro del agua teñida, explícale que las flores se marchitarían y perderían su belleza. Cuéntale que el tallo de las flores tiene unos tubos diminutos por donde el agua sube a la flor. Dile al niño que ponga una flor en cada recipiente y dejadlos en un lugar soleado. Al cabo de un par de días, los claveles empiezan a cambiar de color.

AMPLIACIÓN

Usad los colores que queráis según la ocasión: verde y rojo para Navidad, morado para Semana Santa, el color que más le guste al niño para celebrar su cumpleaños, etc. También se pueden teñir los claveles de dos colores practicando un corte en el tallo e introduciendo cada mitad en un recipiente con agua de un color, por ejemplo, uno verde y otro rojo.

A lo mejor ya sabías que «el padre» de este invento es el viejo truco del apio. El apio también absorbe el colorante alimentario y es de fácil manejo para los niños.

Comentarios de los jugadores

primavera, casa animada, sopa de letras para jugar, Trabalenguas con pl, sopa de letra.


primavera.