¿Qué soy?



Con esta entretenida versión del juego de las veinte preguntas podemos mejorar las capacidades de razonamiento deductivo de los niños.

INSTRUCCIONES

Coge un dibujo de un animal y, sin que el niño lo vea, pégaselo a la espalda con cinta adhesiva. Entonces, el niño intenta adivinar de qué animal se trata haciendo preguntas, a ti o a otro jugador. Las preguntas tienen que ser de respuesta sí, no o a veces. Después, te toca adivinar a ti o a otro jugador.

AMPLIACIÓN

Este juego también puede llevarse a cabo con dibujos de objetos o fotografías de amigos y familiares.

Comentarios de los jugadores

primavera, casa animada, sopa de letras para jugar, Trabalenguas con pl, sopa de letra.