La gallina ciega da de comer a sus pollitos



Cocinar es una actividad muy divertida para compartir con los niños y, en esta receta, uno de los ingredientes es un chorro generoso de carcajadas. Además proporciona buena práctica en seguir instrucciones y contar. Una sola advertencia: si eres maniático de las caras sucias, ¡pasa al juego siguiente!

INSTRUCCIONES

Pueden participar dos o más niños (cuantos más sean, más divertido será).

Prepara la gelatina siguiendo las instrucciones del envase. Después, los niños montan la nata batiendo por turno, a 20 «vueltas» de batidor cada uno. Uno de los niños va contando las «vueltas» en voz alta. Aunque este paso lleve cierto tiempo, vale la pena porque sirve para reforzar el cómputo sencillo. De todos modos, si se aburren de contar y batir a mano, terminad el trabajo con la batidora eléctrica. Cuando la gelatina esté cuajada, divídela en cuencos individuales y adórnala con una cucharada de nata montada. Ahora empieza la auténtica juerga. Los niños forman parejas y uno de cada pareja se venda los ojos. La gallina ciega tiene que dar de comer a su compañero con una cuchara. Gana el equipo que primero termine de comer la gelatina. Como puedes suponer, este juego se convierte en un divertido desastre resbaladizo y pegajoso. ¡Que aproveche!

AMPLIACIÓN

Esta actividad se puede enriquecer variando las tareas de cómputo. Si el niño sabe contar hasta más de 20, en primer lugar aumenta el número de vueltas en los turnos de batir. Otra versión sería que los niños contaran de 5 en 5, de 10 en 10 o de 100 en 100. Para los más avanzados en las matemáticas, sería interesante llevar el cómputo total de vueltas de batidor.

Comentarios de los jugadores

primavera, casa animada, sopa de letras para jugar, Trabalenguas con pl, sopa de letra.


instrucciones de juegos ditacticos.