Jardinera, tú que riegas



Esta actividad sirve de introducción al mundo de las plantas, a su crecimiento y desarrollo. Es sencilla y además decorativa.

INSTRUCCIONES

Cuéntale al niño que las plantas necesitan tierra nutritiva para crecer, y que por eso los jardineros suelen añadir abono para mejorar sus plantas. Pregúntale si sabe qué más necesitan las plantas para crecer. Pregúntale si necesitan agua y luz. ¿Cómo podría demostrarlo? Colocad uno de los recipientes en un armario oscuro y otro, en una ventana soleada, que el niño los riegue por igual durante unos cuantos días y vaya tomando nota de los cambios en cada una de las plantas. ¿Qué le pasa a la planta del armario?

Para demostrar que necesitan agua, preparad el experimento siguiente: colocad dos plantas sanas juntas en un lugar soleado, pero que el niño riegue sólo una durante unos días. ¿Qué ocurre?

AMPLIACIÓN

Casi todos los tallos de las plantas verdes crecen hacia arriba. Así, las hojas se separan del suelo y de la suciedad y reciben la luz del sol sin obstáculos. Si el tallo de una planta verde se inclina hacia un lado, las hojas se tuercen hacia arriba. Este hecho sorprendente se llama heliotropistno. Enséñaselo al niño de forma práctica colocando de lado uno de los rábanos. ¿Qué sucede al cabo de unos días?

Comentarios de los jugadores

primavera, casa animada, sopa de letras para jugar, Trabalenguas con pl, sopa de letra.