Estampados con esponja



El estampado con esponja es fácil para los más pequeños, com un poco de ayuda. Las formas que deja la esponja son graciosas para confeccionar tarjetas de cumpleaños y postales de fiesta. Esta actividad proporciona al niño un procedimiento artístico que estimula su creatividad.

INSTRUCCIONES

Dibuja un contorno sencillo en la esponja con rotulador y recórtalo. Luego, vierte un poco de pintura en la bandeja de cartón y unta la esponja. Presiónala sobre el papel blanco y… ¡ya tenemos la huella de la esponja! Para mejorar los resultados, conviene experimentar primero un poco. Probad a cargar la esponja con cantidades diferentes de pintura hasta conseguir el efecto que queráis.

AMPLIACIÓN

Los estampados con esponja son idóneos para cumpleaños y fiestas. Pregunta al niño qué dibujo le gustaría al abuelo, a su primo más querido o a su mejor amigo, y poneos manos a la obra.

Cuéntale al niño que hay muchas formas de estampar. En «relieve», por ejemplo, donde sólo quedan impresas las partes más sobresalientes de la plantilla, y que se hace con una patata. Parte la patata por la mitad. Corta una forma sencilla en la «carne» de la patata y píntala con tempera. Presiona la patata pintada sobre el papel y ya tenéis un dibujo en relieve al estilo patata.

Comentarios de los jugadores

primavera, casa animada, sopa de letras para jugar, Trabalenguas con pl, sopa de letra.