Cristales de sal



No hay nada tan satisfactorio como hacer que nazca una cosa de unos cuantos elementos cotidianos. En esta actividad, el agua se evapora y los cristales de sal comienzan a aparecer pegados a las piedras.

INSTRUCCIONES

Busca con el niño piedras pequeñas que tengan muchos agujeritos. Llena el cuenco de agua por la mitad. Añade sal y remueve. Sigue añadiendo cucharadas de una en una y removiendo hasta que se disuelva la sal por completo. Cuando ya no se pueda disolver más, añade una cucharada de vinagre y remuévelo todo. Introduce las piedras, cuantas más, mejor. Deja que algunas sobresalgan del nivel del agua. Al cabo de 24 horas, los cristales de roca empezarán a posarse sobre las piedras.

AMPLIACIÓN

Explícale al niño que el vinagre es muy importante en este proceso porque limpia las piedras y permite que el agua se introduzca en los poros de la superficie. Si es posible, enriquece esta actividad con un paseo al aire libre y buscad minerales que tengan cristales. Una lupa os servirá de ayuda para detectar los cristales incrustados en las piedras.

Comentarios de los jugadores

primavera, casa animada, sopa de letras para jugar, Trabalenguas con pl, sopa de letra.