Caja filatélica de tesoros



A la edad preescolar, el niño todavía no está preparado para convertirse en coleccionista de sellos, pero sí es fácil que se entusiasme enseguida con una caja filatélica para guardar tesoros. Es una forma artística de introducirlo al variopinto mundo de los sellos, que va desde las series sobre la naturaleza hasta las dedicadas a la historia o al arte.

INSTRUCCIONES

Antes de dar comienzo a este proyecto, reúne unos cuantos sellos. Pídelos a tus amigos, familiares y en el lugar de trabajo. Ponlos en agua 10 minutos para desprenderlos del sobre y déjalos secar sobre una toalla. Haz participar al niño en los preparativos; le resultará divertido. El paso siguiente consiste en pegar los sellos a la caja de puros. Las pinzas sirven para cogerlos uno a uno. Cubrid bien toda la tapa y los lados de la caja para que quede atractiva y colorista. Esta caja puede ser un gran regalo, o a lo mejor la quiere el niño para empezar una colección… de sellos, quizá.

AMPLIACIÓN

Casi rodos los sellos que vemos tienen algo que puede sernos de provecho. Usalos para poner al niño en contacto con la geografía, la historia, el arte, la botánica y muchas cosas más. Déjate guiar por los temas que más le interesen a él. Si, por ejemplo, demuestra interés por las flores, ¿por qué no te documentas un poco sobre las flores que aparezcan en los sellos, o vais a verlas al jardín botánico más próximo? Si le resultan atractivos los personajes famosos, es buena excusa para empezar a aprender algo sobre reyes u otras figuras históricas. Otros temas de interés son la historia de los sellos y el funcionamiento del servicio de Correos.

Comentarios de los jugadores

primavera, casa animada, sopa de letras para jugar, Trabalenguas con pl, sopa de letra.